Innovación - Propuesta de Valor (o NABC)

Imagina que, gracias a cuatro palabras, puedes describir de forma concreta y completa, todo el contexto de la problemática que estas abordando. Con la herramienta de NABC, puedes conseguir eso. Recibe su nombre por ser un acrónimo de las siguientes palabras:

N – Necesidad: ¿cuál es la problemática principal que estás buscando solucionar? ¿Cuáles pueden ser las consecuencias que pueden suceder a raíz de la problemática? En pocas palabras, ¿por qué buscar una solución a este problema, y no a otro?

A – Aproximación: ¿cómo buscas solucionar la problemática? Describe la idea que tengas, tratando de ser lo más concreto y claro posible.

B – Beneficio: ¿por qué tu usuario/cliente debería de consumir tu solución? ¿Qué ganancia van a obtener a través de ella? ¿Por qué eres diferente ante posibles soluciones, ya existentes?

C – Competencia: ¿cómo solucionan, en la actualidad, la problemática? Puede ser una solución directa o indirecta; es decir, puede ser algo “similar” a la idea que propones, o una forma alterna, y tú presentar algo completamente diferente. ¿Quiénes generan las soluciones actuales?

Como puedes ver, gracias al NABC puedes tener las partes más importantes del contexto, incluyendo también, la idea que dará una posible solución. Lo mejor de todo, es que puedes iterar cuantas veces quieras, añadiendo datos más concretos, mejorando la idea, conociendo mejor a tu mercado. Además, esta herramienta puede ser utilizada en escenarios as is, que son aquellos en donde se presenta la situación actual, y escenarios what if, en donde ya se plantean hipótesis y escenarios futuros.

El NABC también nos sirve para ser creativos. En OIG lo podemos ver como “un paso más, para llegar al corazón del cliente”.

Hola, necesito que me ayudes con este formato ¿tienes chance?